Subir montañas. Aprender, avanzar y mejorar… siempre mejorar. Luchar y perseverar… siempre perseverar. Imaginar y soñar… siempre soñar. Compartir, sentir y reír… siempre reír. Fracasar y triunfar… como aprendizaje. Intuir y prever…puede no ser cierto lo que ves. Entender el entorno… que no conoce piedad. Escuchar las señales… que son legión. Navegar… con calma justa. Decidir… es tu libertad. Asumir el sufrimiento… que alguna vez llegará. Proteger… el compañero es tu mitad. Corazón caliente y sangre fría. Humildad debida.
Aún así… nada es seguro. Nadie te obligó… y a nadie exigirás.
Luego… bajar de allí… con las mismas reglas.
Vivir.


jueves, 4 de septiembre de 2014

Resiliencia... el arte de navegar

El diccionario de la RAE (Real Academia Española) ya recoge una palabra que - últimamente - se puso de moda y que - en la acepción que nos interesa - así define:

Resiliencia. Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.

Al igual que ocurre con el texto Desiderata... no encuentro mejores palabras que las de Rudyard Kipling - escritor británico (1865-1936) nacido en Bombay (India)... autor, entre otras obras, del inolvidable "Libro de la Selva" -; y en éste caso que nos ocupa con un poema perteneciente a otro de sus libros "Rewards and Fairies"... publicado en 1910:

Si...

Si puedes mantener la cabeza en su sitio cuando los que te rodean 
la han perdido y te culpan a ti.
Si puedes seguir creyendo en ti mismo cuando todos dudan de ti
pero también aceptar que tengan dudas.

Si puedes esperar y no cansarte de la espera;
o si, siendo engañado, no respondes con engaños,
o si, siendo odiado, no dejas lugar al odio
Y aun así no te las das de bueno ni de sabio.

Si puedes soñar sin que los sueños te dominen;
Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo;
Si puedes experimentar el triunfo y la derrota,
y tratar a esos dos impostores exactamente igual.
Si puedes soportar oír la verdad que has dicho,
tergiversada por villanos para engañar a los necios.
O ver como se destruye todo aquello por lo que has dado la vida,
y remangarte para reconstruirlo con herramientas desgastadas.

Si puedes hacer un montón con todas tus ganancias
y arriesgarlas a una sola tirada;
y perderlas, y empezar de nuevo desde el principio
y no decir ni una palabra sobre tu pérdida.
Si puedes forzar tu corazón, y tus nervios y tendones,
a cumplir con tu deber mucho después de haberlos agotado,
y resistir cuando ya no te queda nada
más que la voluntad de decirles: ¡Resistid!.

Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud,
o caminar junto a reyes, y no perder el buen sentido.
Si ni amigos ni enemigos pueden herirte.
Si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado.
Si puedes llenar el inexorable minuto,
con una trayectoria de sesenta valioso segundos

Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella,

y lo que es más: ¡serás un Hombre, hijo mío!. 

En otros artículos del blog - todos en un grupo común al que me he permitido llamar "Pensamientos" - he intentado ofrecer una visión - mi visión, claro está - tanto para la vida diaria como la "otra" que nos quita el sueño: la montaña.

Por si alguien dispone de interés y tiempo... aquí podréis echar un vistazo a esos "pequeños pensamientos" que intentan arrojar algo de luz, sobretodo cuando llegan las tinieblas... Actitud y conocimiento... Pasión, voluntad y sufrimiento... y Experiencia, fracasar y triunfar... una especie de trilogía que poco descubre de nuevo ante el magnífico poema de Kipling.

Todo esto viene un poco al tanto de las últimas - terribles y tristes - noticias sobre rescates, accidentes y muertes en la montaña.

Este "juego" que nos traemos - senderismo, ascensiones, escaladas o alpinismo... allá cada uno con su elección - no debiera tratarse a la ligera.
Resulta evidente que para la gente con recorrido en la montaña... años de experiencia, lectura y entendimiento del medio... sobran sugerencias sobre como acercarse a la Naturaleza; pero... también es cierto que han llegado - y continúan llegando más - un buen número de personas que han descubierto esto que se da en llamar "deportes de aventura o riesgo" - ¡tremendo! -.

Y todo ello, teniendo claro que un accidente puede sobrevenir tanto a novatos como expertos... pero no es lo mismo... no es lo mismo.

Seguramente la imagen que ofertan programas de TV, revistas dedicadas al tiempo libre, medios de comunicación poco informados - bueno... esto del sensacionalismo periodístico siempre fue así en décadas pasadas -... "vendedores de aventuras" y algunos grupos creados en las redes sociales... conforman una visión que induce al error a la gente que se inicia en la montaña.
También habrá que cargar con culpas a la "sociedad" actual... que banaliza comportamientos claramente excesivos.

Y no quiero que nos "escapemos" los que conocemos el medio... de alguna forma también somos responsables - al menos por no insistir, sugerir, informar, ayudar... siempre con gentileza - a los recién llegados ¡quieran o no quieran ser ayudados !... nosotros siempre dispuestos.

Esto no es un "Parque de Atracciones"... ése lugar donde si algo sale mal le echamos la culpa al otro y "exigimos" una reparación de nuestro daño... ¡joder!... aquí, en éste mundo de la montaña, conviene asumir lo propio... hay muchas vidas en juego.

El poema de Kipling nos habla sobre la vida y lo que puede llegar - que llegará -... y nos habla de "individuos" fuertes, nobles y generosos... eso al menos es lo que individualmente debemos exigirnos a nosotros mismos... ni más ni menos.

Luego ya... lo que tenga que ser.


7 comentarios:

  1. Magnifico el poema d kipling... el problema esta creo yo, en q en esta sociedad actual si se quiere algo, se quiere ya, y no se dispone (o no se quiere) del tiempo necesario para coger experiencia. .. q es la madre d todo en la montaña. Pero d todas formas haciendo autocritica, yo no informo a gente " novata" (aunq se q deberia) pq en mas d una discusion inútil me he visto envuelto... asi q lo tenga q ser... sera. Seguiremos pensando
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Javimartinz... puesto que se desea una "sociedad libre" - cosa muy occidental, por cierto - pues cada uno verá - no siempre se ve la realidad... pero así es la cosa -.
      Entiendo el cansancio de explicar y ayudar al que no quiere... sé de lo que hablas... pero no, no hay que rendirse y resulta imprescindible "ofrecerse"... esto hay que entenderlo.
      Lo que tenga que ser, será. Sigue pensando y lo mismo hasta encuentras el camino que descubre el valle oculto.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Gran relato! Supongo que es muy difìcil ser como decìa Kipling! Aspiremos a serlo aunque sea brevemente...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Manuel... seguramente será suficiente con intentarlo... constantemente.
      Luego ya lo que tenga que ser.
      Saludos.

      Eliminar