Subir montañas. Aprender, avanzar y mejorar… siempre mejorar. Luchar y perseverar… siempre perseverar. Imaginar y soñar… siempre soñar. Compartir, sentir y reír… siempre reír. Fracasar y triunfar… como aprendizaje. Intuir y prever…puede no ser cierto lo que ves. Entender el entorno… que no conoce piedad. Escuchar las señales… que son legión. Navegar… con calma justa. Decidir… es tu libertad. Asumir el sufrimiento… que alguna vez llegará. Proteger… el compañero es tu mitad. Corazón caliente y sangre fría. Humildad debida.
Aún así… nada es seguro. Nadie te obligó… y a nadie exigirás.
Luego… bajar de allí… con las mismas reglas.
Vivir.


jueves, 25 de octubre de 2012

Afilados

El mantenimiento de las herramientas invernales resulta imprescindible... no solo a principio de la temporada, también durante el transcurso de la misma y con mayor o menor frecuencia según la cantidad de escaladas y el tipo de terreno cubierto; no será lo mismo realizar actividades de ascensión o corredores clásicos... como dedicarse a los mixtos o drytooling.

Sugiero revisar detenidamente las dragoneras... caso de utilizarse... y desechar aquellas que presenten signos evidentes de golpes, cortes o deshilachados.

... ¡aquí hay trabajo!...

En cuanto a los elementos móviles... resulta importante desmontar, limpiar y engrasar todas las piezas que componen el piolet y los crampones... volver a montar y realizar el apriete adecuado de tuercas y tornillos.... limpiando el conjunto del excedente de aceite; de lo contrario se adherirán polvo y tierra.

Los útiles necesarios para la tarea son pocos... pero imprescindibles: mordaza para sujetar las piezas con firmeza (en el caso de los tornillos de hielo es importante colocarlos entre dos maderas para proteger los hilos de rosca), lima plana y redonda... de picado fino, y por supuesto destornillador y llaves para la tornillería.

En absoluto recomendable utilizar útiles eléctricos para el afilado... pueden arruinar la resistencia del metal. Si por alguna circunstancia no quedara más remedio, se realizarán leves y cortas pasadas con la máquina, dejando enfriar la pieza.
Esto no es aplicable a los tornillos de hielo que, irremediablemente y a no ser que dispongamos de maquinaria y conocimientos adecuados, han de trabajarse a mano.

Excepto en los tornillos de hielo... el afilado no debería ser "quirúrgico"; la razón es que, ante un golpe en roca, un filo excesivo tiende a "doblarse" hacia un lado o "acampanarse" sobre el centro... creando un obstáculo mayor a la  penetración en el hielo... obligando además, en posteriores afilados, a retirar más material y acortar longitud... asunto muy importante en ése centímetro de apoyo inferior de la hoja que además suele llevar un diente cercano a la punta.

PIOLET.
La actuación de afilado se centra casi exclusivamente en la hoja. Repasar la pala de la herramienta que la lleva es tarea sencilla y solo habrá que eliminar melladuras manteniendo el ángulo original.

En cuanto al regatón... podríamos decir que tiene el mismo tratamiento que las puntas "base" de los crampones... siempre y cuando esté fabricado con el mismo tipo de chapa/acero laminado; de no ser así será necesario trabajar la pieza de acuerdo al diseño. Muy importante un buen afilado... de lo contrario podría resbalar sobre hielo duro cuando lo utilizamos en modo bastón... ¡muy peligroso!.

... regatones... laminado y mecanizado...

Esto es aplicable a otros elementos como el gancho de hielo... que trataremos igual que las hojas del piolet.

... gancho de hielo...

Si bien existen tres tipos de ángulos de ataque para la punta de la hoja... podríamos decir que el más habitual y que llevan todos los piolet "técnicos" es el ángulo positivo... reservando el neutro y negativo para modelos destinados a un uso tipo bastón en actividades de ascensión, paso de zonas nevadas o recorrido de glaciar.

... ángulos de ataque...

La punta frontal de la hoja conviene trabajarla con mimo y es la zona que necesita  más dedicación; primero mantener el ángulo positivo... luego afilar laterales y ¡ nunca! afilar la punta plana inferior puesto que nos ayuda a mejorar la sustentación evitando el corte del hielo al cargar peso.

El filo superior, normalmente marcado de fábrica, tiene una función muy importante para la extracción del piolet... y también será necesario repasarlo.

... punta frontal y filo superior...

En cuanto al filo inferior dentado... contiene dos actuaciones; primero los laterales, que algo desbastados, ayudan a la extracción pero mantienen sujeción ante la carga de peso.

Luego la punta plana inferior cercana al dentado - vuelvo a insistir aún a riesgo de resultar pesadito - apenas uno o dos centímetros, vitales para el apoyo con poca penetración en el hielo. ¡ Nunca! afilar ésa zona.

... punta frontal y filo inferior...

CRAMPONES.
Tendremos que distinguir entre los crampones clásicos y los más técnicos... éstos últimos tienden a incorporar las puntas frontales con el mismo concepto que las hojas del piolet.

Por lo tanto... el afilado de un crampón clásico o técnico se realizará de la misma forma en las puntas  "base"... trabajando exclusivamente sobre las dos caras del perfil de la chapa... ¡ nunca! sobre las cuatro caras.

Las puntas frontales "tipo plano" (horizontal) solo se trabajan en la zona superior.

... crampones clásicos... punta frontal  plana...

... crampón clásico y técnico... puntas "base"...

Para los crampones más técnicos con puntas frontales "tipo piolet" (vertical)... aplicaremos el mismo método que para las hojas del piolet.

También tenemos modelos en que las puntas frontales son forjadas (esto también puede darse en las hojas de algunos modelos de piolet).
Este tipo de crampones se recomiendan para uso extensivo en mixtos y terrenos cambiantes... incluso algunos presentan un ángulo de ataque cercano al neutro... y es de justicia indicar que suelen tener un efecto rebote considerable en hielo duro.
A su favor... que son "indestructibles" y "regletean" en roca como titanes.

... crampones técnicos... tipo hoja piolet... laminado y forja...

TORNILLOS.
El afilado de tornillos de hielo es difícil y requiere algo de habilidad y paciencia... a veces no será posible recuperar los ángulos de ataque de las puntas; puede ocurrir que si una de ellas está excesivamente dañada... obligue a rebajar las otras para recuperar el mismo nivel de ataque... cosa difícil de hacer sin medios mecánicos adecuados. Lo mismo ocurre cuando el hilo de rosca está muy deteriorado... en ambos casos, quizá debamos pensar en llevar el tornillo "malito"... para un abandono necesario.

Absolutamente imprescindible mantener los 3 ángulos que tiene un tornillo... evacuación, corte y separador. Los dos primeros siempre se dirigen hacia el interior... mientras que el separador (semicircular) mantiene un ángulo horizontal. No modificar esto bajo ningún concepto.

... ¡mal asunto!...

La diferencia en la entrada al hielo de un tornillo en buenas condiciones, con otro algo "perjudicado"... es impresionante. Tanto si las puntas de broca no "comen" al mismo nivel... como si los hilos de rosca tienen melladuras...la colocación del seguro  parecerá eterna, sin mencionar que quizá la posición del escalador no sea todo lo cómoda que se quisiera... y comiencen los temblores.

... lima redonda para el separador...

... lima plana para evacuación y corte...

Por ello sugiero utilizar un protector para cada uno de los tornillos y desechar la idea de colgarlos del arnés junto con el resto de la cacharrería... esto es de máxima importancia si la escalada se desarrolla en cascadas de hielo, donde la colocación implica rapidez.



12 comentarios:

  1. Cómo se nota que se acercan los hielos y algunos están ya nerviositos!!! jejejeje Siempre se aprenden cosas contigo amigo Carlos!! No cambies!!
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Aitor... ¡sííííí!... éste año hay que arrasar... prepárate.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias, Luis... pues venga... que luego entran las prisas...jejejejeje.

      Eliminar
  3. Creo que estás perdiendo dinero... y según estan las cosas...
    Sugiero que a la mayor brevedad posible, entres en contacto con las revistas especializadas para ofrecer este tipo de bri-consejos-alpinos...
    Un abrazo. David.E.Resino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, David... está la cosa malita... peeero... mientras tanto ahí queda la info y que ayude en lo posible.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Joer...Carlos menudo arsenal que tienes,como se entere el K.J.B te lo requisa.
    Ilustrativo briconsejo.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Miguel Ángel... todavía hay algo más por aquí... pero en vez de foto parecería un desguace.
      Gracias por los comentarios.

      Eliminar
  5. Completamente de acuerdo con David.E.Resino. Excelente explicacion, que utilizare con mis herramientas.

    Pikatoste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pikatoste... entonces solo faltará un buen invierno y ¡zas!.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Fantástica entrada Carlos!

    Para guardar en los Marcadores del Firefox y usarla cada invierno!

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vladimir... ¡que te oigan los Dioses!... y que tengamos que repasar las herramientas varias veces en la temporada... eso indicaría un buen año.
      Un saludo.

      Eliminar