Subir montañas. Aprender, avanzar y mejorar… siempre mejorar. Luchar y perseverar… siempre perseverar. Imaginar y soñar… siempre soñar. Compartir, sentir y reír… siempre reír. Fracasar y triunfar… como aprendizaje. Intuir y prever…puede no ser cierto lo que ves. Entender el entorno… que no conoce piedad. Escuchar las señales… que son legión. Navegar… con calma justa. Decidir… es tu libertad. Asumir el sufrimiento… que alguna vez llegará. Proteger… el compañero es tu mitad. Corazón caliente y sangre fría. Humildad debida.
Aún así… nada es seguro. Nadie te obligó… y a nadie exigirás.
Luego… bajar de allí… con las mismas reglas.
Vivir.


lunes, 12 de agosto de 2013

Salenques Tempestades al Aneto

El Aneto - al que nuestros vecinos franceses se refieren, en muchas ocasiones, como Nethou - se levanta como máxima altura de los Pirineos... 3.404 metros que requieren esfuerzo y cautela, sea cual fuere el itinerario elegido - aunque seguramente veremos muchos "montañeros" que lo acometen sin la humildad debida... así son las cosas -.

La historia de su primera ascensión, ocurrida en el siglo XIX, mantiene ese cariz de aventura que ostentan todas aquellas andanzas... a cargo de hombres y mujeres dispuestos a conocer que guardaban las cumbres de las montañas, siempre acompañados por cazadores, guías locales o vecinos entusiastas.

Un 20 de julio de 1842, tras varios días de fatigas... P. Tchihatcheff, A. Franqueville, B. Arrazau, P. Sanio, P. Redonnet y Jean Sors... alcanzan el collado de Coronas por el valle del mismo nombre, evitando el temido glaciar que hoy conocemos como ruta normal; sin embargo a Tchihatcheff, que debió ser un hombre resuelto, le pareció que habría que intentar otra ascensión más directa... cosa que hizo pocos días más tarde... acompañado por algunos de los que ya lo hicieran antes y a los que se añadió A. Laurent.

De esta forma quedó abierto el camino del Pico Aneto... una magnífica ascensión clásica.


Tuvo que llegar el siglo XX para que nuevas miradas se fijaran en la gran cresta que, como espina dorsal de un animal prehistórico y extinto... va levantándose lentamente, plagada de gendarmes... aristas... agujas... torres y bloques inestables... todo en un caos "ordenado", hasta la misma cumbre del Aneto.

La cosa no debió ser fácil puesto que se necesitaron tres "expediciones" para conseguir el recorrido total.

En 1912... J. Ussel, G. Castagné y J. Haurillón... atraviesan la arista de Tempestades, dejando una parte del camino abierta.
En 1922... Jean Arlaud y Ch. Lafont... hacen lo propio con  Salenques... y en 1934, R. Ollivier y H. Wild, aupándose sobre los hombros de sus antecesores, recorren la integral que hoy conocemos como Salenques/Tempestades.

Navegar por las montañas siempre requiere intuición... y en el caso que nos ocupa llega a una máxima importante; las posibilidades de elegir nuestro camino son infinitas y es muy probable que, en algún momento, pisemos terreno que no pisaron otros.

Mencionaremos algunos datos generales para hacernos una idea de la actividad: 1000 metros de desnivel desde el valle al collado de Salenques... otros 800 metros de aquí al Aneto... un recorrido de arista en torno a 2500 metros... y horarios para todos los gustos... aunque toca mencionar los "normales": 3,3/5 horas aproximación... 6/9 horas escalada... 2,3/4 horas descenso.

Todo empieza en Benasque desde donde llegaremos a los Llanos del Hospital y desde donde parten autobuses a la Besurta... aquí la cosa ya no tendrá remedio y las piernas tendrán que encargarse del trabajo que se nos viene encima.


Recorremos un fantástico paraje en el que cabe imaginar como sería la vida de sus habitantes un siglo atrás... tremendo; más arriba nos recibe Aigualluts, con su "agujero negro" que hace desaparecer las aguas como por arte de magia... y luego habrá que desviarse a Barrancs, por una canal estrecha de la que van desapareciendo arbustos y coníferas, hasta que las pedreras se adueñan del terreno y nos llevan hasta el collado del mismo nombre; aquí ya tendremos oportunidad de "sentir" la poderosa cresta.





La aproximación desde el collado Barrancs al de Salenques tiene variantes y cada uno elegirá en función de las condiciones propias y ajenas... en cualquier caso sugiero bajar y subir... mejor que ladear desde el mismo collado, cosa que nos tienta pero obligará a traspasar zonas de placas rocosas y aterrazados... algo peligrosos en un descuido.

Este es el reino de las pedreras...



Podemos elegir entre el collado Salenques u otra zona algo más alta, en cualquier caso ya encontraremos multitud de pequeños vivaques... al igual que podremos optar por subir a la Forca Estasen y crestear (trepadas delicadas) o recorrer la primera parte de la arista justo a media altura (andar).


Ya tendremos a la vista la primera tanda de torres y gendarmes donde podemos considerar que comienza la escalada... pero antes habrá que localizar una vira - si hemos elegido recorrer este camino a media altura - que se intuye nos deposita en el lugar adecuado. De nuevo encontraremos multitud de vivaques... sin olvidar los hitos de piedra, en tal cantidad y lugares diferentes, que no sabremos cual de ellos marcará el camino correcto.






Ya colocados en una cresta de brechas dispersas... tendremos enfrente los primeros contrafuertes que exigirán escalar.

Ya hemos comentado la dificultad que se nos presentará para elegir el camino adecuado entre tal cantidad de brechas, agujas, crestas, destrepes y rodeos... así pues... se me ocurre que será más fácil recordar una imagen que un texto repleto de indicaciones difíciles de retener en la memoria.

Por ello iremos repasando, en sentido de marcha, los principales contrafuertes más característicos... dejando un tanto de lado las "conexiones" entre ellos, es decir, los tramos donde tendremos que elegir nuestro camino y admiten posibilidades varias.

... primer obstáculo...

... buen vivac...

... en el mismo vivac alguien tuvo que huir...

Una magnífica placa anaranjada de poderoso granito, repleta de fisuras, nos da el pistoletazo de salida... admite variantes en cantidad pero ninguna supera el IV... y las posibilidades de aseguramiento entran en el grupo de "cañón".


Un tanto a derechas salimos hacia una estrecha canal, clavos con anillos, donde podemos hacer reunión o tirar algo más arriba...


Llegamos al tramo que llaman "la pajarita de papel"... una disposición de bloques en la misma brecha, que dejan paso natural al otro lado (vivac)... habrá que superar los bloques y montarnos en el espolón por el que escalaremos  un tanto a derechas bordeando el pilar... en cualquier caso... IV+ algo mantenido.


Esta torre puede ascenderse hasta su afilada cumbre, por una ancha fisura muy característica y que veremos desde la brecha que hemos alcanzado... máx. III+.


De nuevo en otra brecha nos encontramos con el tramo de mayor dificultad técnica de toda la arista... todo ello según si decidimos tirar directos V o realizar una pequeña travesía a izquierdas IV... magnífica tirada en la que no pueden faltar las fotos de rigor...




Este sería el recorrido aproximado que acabamos de realizar... en una toma general del sector...


Salimos a una cresta y tendremos enfrente la siguiente zona a recorrer... en primer término unas placas tumbadas fisuradas... y detrás un derrumbe de granito blanco que evitaremos avanzando pegados a su izquierda hasta que nos obligue a cambiar de vertiente... en conjunto máx. III+/IV.



Pero antes... en algún punto de la cresta... tendremos que realizar un corto rápel (15m.) ... o un destrepe... al gusto personal.

Si optamos por el rápel... luego habrá que subir unos metros hasta la arista que podríamos haber destrepado...




Entonces ya... estaremos en faena con la zona que hemos mencionado anteriormente... placas fisuradas y derrumbes blancos... más adelante cambiamos de vertiente y por algún lugar trepamos y andamos hasta alcanzar la cresta del Margalida...


 

Una vez recorrida la cresta del Margalida... tendremos que avanzar hasta su cumbre principal... y entonces nos encontramos frente al Tempestades... defendido por una arista afilada que más adelante se convierte en una trepada infinita... máx. III+ y andar...

... arista y trepada hasta el Tempestades...

... tocó día ventoso...

... vista atrás Tempestades y cresta del Margalida...

Nuestro siguiente objetivo será llegar a la punta de la brecha Tempestades... aristas y más aristas, destrepes y rodeos... hasta que tenemos enfrente la Espalda del Aneto... aquí hay trabajo...


Antes de conseguir llegar a la brecha del Tempestades... hemos de fijarnos en un muro anaranjado que nos corta el paso por la cresta... con dos posibilidades de atravesarlo... allá cada uno la que elija... máx. V o IV+...


Algunas trepadas y pasos sueltos de escalada nos llevan al lugar desde donde decidimos como bajar al collado... esto admite posibilidades múltiples... y así lo detallo en el siguiente croquis, visto desde enfrente... una vez resuelto el asunto...


... esta fue nuestra opción... rápel desde el punto más alto...

Y esta es la visión desde la punta de la brecha - antes del rápel - del terreno que nos queda por cubrir... primero una zona de placas blancas que se antoja difícil, pero no lo es... máx. III+/IV... y luego trepada delicada y en terreno suelto hasta alcanzar bloques cada vez más grandes... y localizar un paso natural que comunica con la vertiente contraria.

... sector inferior... desde el collado...

... escalando el primer sector... placas blancas fisuradas...

... sector superior...

... "ventana" hacia el lado opuesto...

Tras la ventana... las posibilidades de alcanzar la cresta son infinitas... encontraremos cordinos, clavos y maillones que nos indican las opciones a seguir... de frente por una placa que parece difícil... o un corto destrepe/rápel (5/6m.) para bordear a izquierdas el pilar... o travesía ascendente a izquierdas por terreno poco definido (máx. IV+)... en cualquier caso nuestro objetivo es alcanzar la cresta que nos domina.

Entonces ya se acaban las dificultades... y entre trepadas, destrepes y pequeñas canales... se muestra a la mirada la última cuesta que nos llevará al Aneto...




Habremos completado una de las grandes clásicas españolas... todo un lujo si nos acompañó el tiempo y la navegación correcta... un disfrute para los sentidos y un placer de compartir con los amigos.

No os lo podéis perder... incluso volver a repetir para activar el alma cuando la vida se pone pesada.

Pero no basta con llegar a la cumbre... hay que bajar y llegar al bar, el único lugar seguro... suponiendo que algo pueda serlo.



... Portillón superior...


Tras el famoso "Puente de Mahoma" (suele mencionarse como "Paso de Mahoma", pero "Puente" sería lo correcto)... hay que alcanzar el glaciar del Aneto - en un punto algo cercano al Collado Coronas - y descender para luego atravesarlo en dirección al Portillón Superior... desde donde una bajada marcada con hitos ¡ATENCIÓN! - algo complicada de seguir - nos lleva al refugio de la Renclusa... si este es nuestro objetivo, caso de no serlo, nos desviamos hacia Barrancs o Aigualluts... allá cada uno con su elección.






*LOGÍSTICA.
+Realizar la actividad en una sola jornada - aproximación, escalada y descenso - no será fácil y requerirá de una excelente forma física, intuición infalible para no perder tiempo en despistes y "ensamblar" todo el recorrido... todo ello con un compañero que se ajuste al nivel requerido.
Como ventaja se obtiene cargar algo menos - cosa importante y de la que ya hemos hablado en Test radical -.

+Normalmente se realiza en dos días... y podremos elegir entre aproximación y vivac al inicio de las dificultades... o aproximar y continuar escalando hasta que nos llegue la noche o el cansancio... lo que antes ocurra.
Tenemos multitud de vivaques en toda la cresta, por lo que no debemos preocuparnos por encontrar una repisa adecuada... la encontraremos en algún momento.

+En relación al material de vivaque... bueno... esto es un asunto muy personal y solo me atrevo a sugerir lo que personalmente suelo utilizar - por supuesto estamos hablando de condiciones estivales -... una buena funda de vivac, una chaqueta de fibra/pluma ligera y chaqueta exterior de las cortaviento peso "pluma"; para los más exigentes quizá un saco extremadamente ligero y colchoneta aislante.
En ambos casos... suerte y al toro.

*MATERIAL.
+Los tramos más duros de la escalada pueden resolverse con botas clásicas ligeras... las mismas con que aproximar y descender - el uso de unas zapatillas de aproximación, en vez de botas, quedará a la responsabilidad y conocimiento personal -, hemos de tener en cuenta que en algún momento podría ser necesario pisar nieve o realizar una retirada por alguna de las vertientes que siempre tienen zona de glaciar, neveros, etc. ... y que nos espera el descenso del glaciar del Aneto... cosa a tener en cuenta, a pesar de las prácticas de algunos "turistas montañeros"... que incluso veremos con zapatos y sin crampones.
En cualquier caso... puede interesar que un miembro de la cordada lleve "gatos"... o los dos prefieran echar las botas a la mochila... y "gatear" ambos.

+Absolutamente imprescindibles crampones ligeros... principalmente para el glaciar de bajada... que puede tener marcada una "trinchera" en nieve blanda... o descarnarse al punto de aparecer un hielo viejo y oscuro... a la espera de un resbalón y muchos metros de caída por deslizamiento, hasta parar contra las rocas que se afilan al final... o más allá, en terreno inquietante.
Un piolet por cordada parece suficiente para asegurar alguna situación complicada... junto con algún bastón que también se utilice para aproximar.
Todo esto es posible que no lo utilicemos... pero sugiero vivamente que lo carguemos... así son las cosas.

+En cuanto al material de escalada... una cuerda 50/60m. en diámetro ligero de 8,8/9 mm. - para uso en doble... un juego de fisureros en tamaños medios y grandes... con un par de empotradores más del tipo hexcéntrico con cordino (tamaños grandes)... seis anillos+mosquetones... y alguna cinta extralarga (reuniones, bloques, etc.).
Esto será suficiente y ligero... pero si alguien desea llevar más... bastará con aumentar a 3/4 friends tamaños intermedios.

+La única posibilidad de conseguir agua vendrá de los neveros... por lo que sugiero cargar con al menos tres litros - que habremos almacenado en la aproximación al collado Salenques... fundido nieves sucias en el vivac o neveros sobre la marcha.
Así pues un mini infiernillo con cartucho mini... y un mini pote - ¡ya véis... todo mini! - puede solucionar una deshidratación furiosa.

* PELIGROS OBJETIVOS Y CONSIDERACIONES SOBRE LA RUTA.
+La escalada de la cresta Salenques/Tempestades al Aneto no debe infravalorarse a la vista de las dificultades puramente técnicas - ciertamente bajas - y debería acometerse en condiciones seguras de buen tiempo; las tormentas de verano en la zona... y muy especialmente en una cresta "destruida" por vientos, nieves, hielos y rayos... no son cosa de risa.

+Es necesario una buena intuición para localizar el camino correcto - suele coincidir con el más fácil - y navegar a buen ritmo; el ensamble asegurado en corto, con seguros intermedios cuando lo requiere el terreno o nuestra propia experiencia - es una opción aconsejable para ganar tiempo y cumplir un horario aceptable.

+Nos encontraremos con miles de bloques, grandes y pequeños, absolutamente inestables... sobre los que escalaremos, treparemos o andaremos... y siempre con un "patio" cercano... ¡muy al tanto con esto!.

+Los abandonos tampoco son fáciles... hacia una u otra vertiente... puesto que recorrer la cresta en sentido inverso no es tarea sencilla - no es lo mismo ascender que descender... y resultará difícil localizar el camino por el que hemos subido -... sin contar que durante ése tiempo quedaremos a merced de los elementos violentos.
En cualquier caso existen posibilidades de escapar hacia ambas vertientes de la cresta, según a que altura nos pille la decisión... aunque nos llevará atención y luego alcanzar lugares conocidos o no, que necesitarán de atravesar glaciares, neveros y pedreras infinitas.

Por aquí dejo unas imágenes al azar... sin orden ni concierto... con el deseo de hacer soñar a los que sueñan que se cumpla su sueño...








Buenas fotos de la cresta en EPoLANDIA.


18 comentarios:

  1. Compañero, la actividad ya de por sí se sale.
    Pero el reportaje que te has currao es épico (espera, que voy a echar un trago a la cervecita para pasar las palomitas... ya está),omo iba diciendo, el reportaje es magnífico. Has hecho un descripción muy buena de la cresta.
    Ya la tenía en pendientes, pero ahora la voy a pasar a imprescindibles (como tú dices).
    Dale la enhorabuena al colega común que fué contigo, Tanto por la cresta como por la compañía.
    Un saludo y gracias por compartir estas cosas así de esta manera tan elaborada.
    PD-aún me queda medio paquete de palomitas y algo de cerveza, así que me lo volveré a leer, jejeje...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje... gracias, Avigamo... yo también me tomaré una cervecita para celebrar que te has animado a navegar por allí, al fin y al cabo... éste es el propósito.
      Por supuesto que daré recuerdos tuyos a Miguel Á. Gamero... magnífico compañero con el que compartí unos magníficos días.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  2. Mira que he visto relatos y fotos de esta cresta pero este se podría decir que está al completo. Excelente.

    También he visto que tienes un enlace a la pagina de Esteban "Epolandia" un gran tío y muy buen fotógrafo que hace años conocí por estos medios por su gran afición a la montaña y ese don que tiene haciendo sus relatos y sus fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jasp... muy de agradecer la colaboración de Esteban, ciertamente su blog contiene magníficas fotos.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
  3. Como siempre un placer leer tus cronicas-croquis-reseñas. El verano pasado estuve a punto de hacerla y al final nos decantamos por la Costerillou ya q no teniamos q cargar en la cresta con piolet, crampones, saco, esterilla... q voy a contar de logistica q no hayas dicho en tu test radical. Cada dia que pasa, La Salenques-Tempestades, se va a convertiendo para mi, como bien dices, en imprescindible. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Javimartinz... un placer animar a otros para conseguir los sueños.
      Estoy seguro que encontrarás tu momento y la logística adecuada... entonces tendrás que ponernos algunas fotitos para el deleite del personal.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. ¿No trabajaras de comercial por casualidad?, por que vendes el producto como nadie je,je. Es que apetece irse ya mismo a cabalgarla. Un reportaje impresionante.
    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jojojojo... gracias, fer... lo cierto es que el producto es bueno, yo solo lo muestro y vosotros os animáis solitos... jejejej.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  5. Carlos me encanta la forma en la que presentas cada una de las actividades. Es una gozada leerte y un privilegio ver ese esas fotografías que salen de los negativos de tu cámara.

    Enhorabuena y gracias por compartir.

    Saludos. Rober.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rober... me alegro sirva para leer y hacer soñar con la lista pendiente que a todos nos ocupa... infinita, no hay vidas bastantes.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
  6. Joder peazo de crónica y es la segunda vez que la leo. Me gustaría hacerla, pero me da bastante respeto. Sigo soñando de momento jajaja...aunque esa cresta caerá

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Luis... es bueno tener respeto ante la montaña, eso y perseverar suele dar réditos... seguro que consigues recorrer éste magnífico itinerario de montaña... y seguro que se te quedará sonrisilla tonta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Como ya ha dicho alguien es una actividad pendiente...que la has transformado en imprescindible. Como te lo curras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nico Isa... ¡que no pase de éste verano!... lo vais a disfrutar de largo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Jose Mª te ha enviado un enlace a un blog: Seria posible conseguir él dibujo de los do montañeros al pie del Aneto Un saludo Maladetta@hotmail.com

    ResponderEliminar
  9. Hola, Jose Mª... el autor es Félix Ayuso... podrás contactar con él en su página de Facebook.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Un deleite para la vista,buen relato,y muy didáctico.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... Un placer compartir, si de algo sirve para que otros consigan.
      Un cordial saludo.

      Eliminar