Subir montañas. Aprender, avanzar y mejorar… siempre mejorar. Luchar y perseverar… siempre perseverar. Imaginar y soñar… siempre soñar. Compartir, sentir y reír… siempre reír. Fracasar y triunfar… como aprendizaje. Intuir y prever…puede no ser cierto lo que ves. Entender el entorno… que no conoce piedad. Escuchar las señales… que son legión. Navegar… con calma justa. Decidir… es tu libertad. Asumir el sufrimiento… que alguna vez llegará. Proteger… el compañero es tu mitad. Corazón caliente y sangre fría. Humildad debida.
Aún así… nada es seguro. Nadie te obligó… y a nadie exigirás.
Luego… bajar de allí… con las mismas reglas.
Vivir.


jueves, 23 de mayo de 2013

Petites Jorasses

Las Petites Jorasses... hermanas menores de la familia... parecen aportar sentimientos amables a todo ése murallón que las Grandes Jorasses  se encargan de protagonizar... con apariencia más seria.

Su primera ascensión, por la vertiente SE italiana, a cargo de Albert Guyard, Henry Devouassoud y Auguste Cupelin, data del 23 de setiembre de 1876 y actualmente sigue utilizándose como ruta normal a la cumbre.

La vertiente francesa... orientada al Norte/Oeste... contiene una de las mejores rutas de escalada en roca, si bien no podríamos considerarla como una Norte estricta... al igual que ocurre con la clásica y deseada Cassin al Piz Badile... pero me resisto a no recomendarla como imprescindible.

... refugio de Leschaux y Petites Jorasses...

Los días 20 y 21 de agosto de 1955... Marcel Bron, Pierre Labrunie y André Contamine... trazan un itinerario histórico en la cara Oeste... al que siempre se denominará "la Contamine", algo más de 700 metros de desnivel en roca franca y agradable.

La ruta... como buena clásica... persigue las debilidades del terreno y solo será necesario dejarse llevar por la intuición, de ahí que sea muy recomendable para todos aquellos que se inician en el terreno alpino y desean mejorar afianzando confianza.

*APROXIMACIÓN.
Se hace necesario recorrer el mismo camino del que ya hemos hablado para las Grandes Jorasses... hasta el refugio de Leschaux... desde aquí la aproximación es evidente y cómoda, en pocos menos de dos horas alcanzaremos la rimaya.

Al ser una ruta muy frecuentada... muchos alpinistas optan por vivaquear en las últimas pedreras antes de entrar al glaciar, con el fin de asegurarse los primeros puestos de salida... aunque no será fácil conseguir la "pool position"... el refugio está cerca y el camino rápido.

*DESCENSO.
Durante décadas el descenso original de las Petites Jorasses pasaba por el lado italiano... vertiente SE... un recorrido largo y no exento de ciertos peligros, hasta el refugio Gervasutti (2.835m.); el mismo recorrido que se inaugurara en 1876 para alcanzar la cumbre y considerado como la ruta clásica normal.

Sin embargo, tras la apertura por Contamine y compañeros de la vía que nos ocupa... localizaron una linea más segura y recomendable... y ésta es la que se utilizó hasta 1990... cuando llegó la "revolución".


Michel Piola y Vincent Sprugli, entre los días 24/31 de julio de 1990, firmaron una de las rutas modernas de la vertiente Oeste en las Petites Jorasses... la llamaron "Anouk", y cae de la cumbre como una plomada... tanto que desde entonces se utiliza como descenso habitual de toda ésta vertiente.

Evidentemente fueron criticados por el uso de taladro para asegurar placas y reuniones... pero lo cierto es que ahora permite escalar cualquier ruta sin cargar botas, piolet y crampones... que pueden dejarse a pie de vía, puesto que allí apareceremos de nuevo tras más de una docena de rápeles de potentes argollas.

En cualquier caso... siempre podremos elegir... allá cada uno con su conciencia.

Si nos decidimos por el método "tradicional"... también encontraremos cambios en el refugio Gervasutti; ya no es aquel caseto de chapa y madera... ahora 250.000€ son los responsables de un refugio con diseño ultra moderno que el CAI (Club Alpino Italiano) encargó a una compañía de arquitectos... algo que viene siendo norma en los Alpes... y que seguramente continuará... cambiando el toque romántico por la tecnología.

... antiguo refugio...

... tecnología punta...
                                                             

* LOGÍSTICA.
Ya hemos comentado sobre la posibilidad de "abandonar" botas, piolet y crampones  en la rimaya... si es que elegimos el descenso en rápeles por la misma vertiente, así pues... lo recomendable sería madrugar y empezar la escalada con las primeras luces del día.

... amaneciendo...

No calentará el sol hasta bien metidos en la escalada, pero bastará con la ropa usual para una vertiente amable... incluyendo una chaqueta exterior ligera... y algún pluma/fibra por si nos pilla la noche - no olvidar frontal -, por supuesto estamos hablando de temporada estival.

La escalada se realiza fácilmente en el día... incluyendo la bajada, pero no siempre todo sale como uno quiere y algún retraso puede ocasionar noche toledana en el descenso.

... otro vivac más para la colección...

 *MATERIAL.
1 Jgo. de Friends (medios).
1 Jgo. de Aliens (o jgo. fisureros).
10/12 Anillos+mosquetones.
Crampones y piolet.


*PELIGROS OBJETIVOS Y CONSIDERACIONES SOBRE LA RUTA.
La rimaya es muy cambiante, según años, y puede sortearse de una zancada o exigir algún rodeo... también puede contactar con la roca a diferentes alturas... por lo que puede darse el caso de estar muy baja y obligar a superar unos metros de granito pulido como el cristal... o viceversa... y colocarnos en buena zona de fisuras.

Los peligros objetivos son más que aceptables para una escalada alpina.

... entrando en calor...

Las primeras tiradas suelen estar húmedas... esto unido al frío mañanero y cercanía del glaciar, nos dejarán las manitas frescas.

Por encima de nuestras cabezas un gran diedro abierto indica el inicio... 200 metros IV+/V+.



Una placa granítica, algo expuesta, nos conduce hacia la zona de techos... que parecen infranqueables pero se solucionan bien... y con magnífico ambiente... IV+/V+.


Sobrepasados los techos continúa un terreno amable... III+/IV... hasta una fisura/chimenea algo penosa... V+.... ya tendremos a la vista una fractura en zona de desplomes, por la que nos internaremos en el centro de la pared.

Aquí existe la posibilidad de elegir entre el itinerario original (más a la izquierda) o éste que acabo de describir - más elegante y directo - ... una tirada en 6A... magnífica y protegible.


A partir de aquí, siempre tirando a izquierdas ascendente... IV/IV+... llegaremos al nevero central - si es que existe -, una zona algo húmeda en cualquier caso... para desde allí... girar bruscamente a derechas por zona de placas... V+... y situarnos en la vertical de un espolón que recorre entre placas y fisuras... IV/V... un camino soleado.



Luego... luego llegaremos a una cresta... antecima de la cumbre que divide Francia e Italia por una afilada arista desde la que disfrutar de las vertientes Norte y Sur... y un panorama, poco habitual, de las cimas que nos rodean.

Metros más abajo de éste punto habremos sobrepasado las primeras argollas - últimas en el ascenso - desde donde se inician los rápeles por la vía "Anouk"... a no ser que la decisión, ya desde el inicio, fuere otra y portáramos lo necesario para bajar al glaciar de Fréboudze.


Una ruta muy recomendable y agradecida... ahora que nos llega el verano y algunos pensarán en los Alpes como destino para seguir soñando... sueños que pueden cumplirse o no... pero ya sabéis que lo importante es el camino, luego ya lo que tenga que ser.

Buena info alpina de Antonio Giani.


10 comentarios:

  1. Gracias Carlos por tus detalladas propuestas,
    copiado está todo...je,je
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, Nico Isa... memoriza bien el asunto, como buen estudiante, que luego no se puede sacar la chuleta en mitad de la escalada... jejejej.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Muy bueno el post Carlos, como siempre...Conciso y al grano sin perder calidad en la descripción.
    Nada como hoy viernes para leer algo así y trasladarse por unos minutos a esa paredaca.

    Saludos y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Diego... ésa te espera... verás que sonrisilla se te queda.
      Buen finde... que por fin llega la primavera.

      Eliminar
    2. Pues como siempre un placer, leer reseñas de Alpes...algun dia...digo yo, hare alguna de estas clasicorras... De momento lo soñare, disfrutare d las fotos, y cogeremos experiencia por aqui cerca.

      Eliminar
    3. Ya sabes, Javimartinz... que perseverando todo se va logrando... seguro que te metes unas cuantas clasicorras... todo es empezar, siempre mejorando y al lío.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Carlos, buena entrada:
    una vía asequible en el grado, con buena calidad de roca, en una pared bonita, con una arista cumbrera afiladísima, en el corazón del macizo...
    En ese espectacular entorno, huelga decir a dónde se te van los ojos en las reuniones... qué vecina!!
    Buena propuesta y excelente descripción Carlos (como siempre por otra parte)
    un saludo

    ResponderEliminar
  4. ¡Ah!, Diego... ésta ya la tienes en el bolsillo... al igual que "hermana mayor"... siempre vigilante y siempre vigilada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Qué hay Carlos!

    Inmejorable!
    Sigo sin entender porqué no estás entre los mejores 5 blog desde el principio.
    Para mi eres el mejor blog que conozco ;)

    Salu2

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el entusiasmo, Vlady... esto de hablar para corazones alpinos o clasicorros... tiene siempre menos público, pero será suficiente si algunos disfrutan con las historias.
    Gracias de nuevo.
    Saludos.

    ResponderEliminar